La Monja Blanca , cuyo nombre científico es Lycaste virginalis, variedad alba (inicialmente se le denominó Lycaste skinneri alba), es una planta epifita (epi = encima, fiton = planta), o sea que vive encima de otras plantas.

Fue declarada como flor nacional el 11 de febrero de 1934 por decreto presidencial en tiempos del General Jorge Ubico.

El decreto, entre sus líneas dice así:

Casa de Gobierno, Guatemala, 11 de febrero de 1934.

El Presidente de la República

CONSIDERANDO:

Que es digna de tomarse en consideración, la iniciación que doña Leticia M. de Southerland, presidenta de la Exposición Internacional de Flores en Miami Beach, Florida, Estados Unidos de América, ha enviado a la Secretaría de Agricultura para que se designe entre los ejemplares de flores que hay en el país, una con la denominación de “Flor Nacional”;

CONSIDERANDO:

Que según la opinión de peritos en la materia, la flor que por su rareza y hermosura se hace merecedora de dicha designación, es la conocida “Monja Blanca” (Lycaste Skinneri Alba), que se da en los bosques de la región de Verapaz;

ACUERDA:

Que el citado ejemplar de “Monja Blanca” (Lycaste Skinneri Alba), se tenga como representativo de la flor nacional, haciéndosele saber esta disposición a la señora Southerland.

Comuníquese.

La Monja Blanca existe en la Zona Reina , en el noroccidente de Guatemala, especialmente en Alta Verapaz.

Está prohibida su comercialización debido a que necesita de determinado hongo para germinar lo que la hace una planta escasa.

Simboliza paz, belleza y arte.